Ventajas del packaging a medida con EPS

cajas de porex mediana
Caja de pórex para la conservación de pescados y mariscos
12/11/2019
Mostrar todo

Ventajas del packaging a medida con EPS

poliestireno 2 modificado

Los recipientes de porex se emplean para el packaging a medida de alimentos y productos delicados que, por su naturaleza, requieren un cuidado especial en su almacenamiento, conservación y transporte hasta el usuario final.

El porex, porexpan, poliestireno expandido, o EPS es uno de los materiales más utilizados para aislamiento térmico en construcción y refrigeración. Las aplicaciones del EPS se multiplican cuando se aplican al packaging a medida para la industria alimentaria.

El EPS ofrece alta resistencia al choque, resistencia a cambios bruscos de temperatura y, gracias a su ausencia de toxicidad permite fabricar envases de contacto directo con productos alimentarios.

El poliestireno expandido (EPS) es un material rígido y ligero, compuesto de carbono, hidrógeno y 98% de aire. Se obtiene mediante la polimerización del estireno, un monómero procedente del petróleo, también presente en alimentos como el trigo, o el café.

El estireno, en forma de pequeñas perlas transparentes, se trata con pentano, un hidrocarburo gaseoso, y con vapor de agua a 90 °. El gas hincha las perlas hasta 20-50 veces su volumen inicial. El material resultante posee una estructura de célula cerrada, que mantiene el aire interior y aporta al poliestireno sus propiedades de amortiguación y aislamiento.

El poliestireno expandido para el packaging alimentario

El porexpan es el material estrella del packaging de productos refrigerados. La característica fundamental del EPS es su baja conductividad térmica, que permanece invariable a lo largo del tiempo.

Esta característica se deriva de que el EPS consiste en un 96-99% de aire, y la estructura cerrada de sus células evita las corrientes de convección. Sólo puede transmitirse calor por conducción, que en el aire es muy baja, o por radiación. El packaging a medida con EPS destaca por más cualidades, como:

  • Resistencia a los golpes gracias a su capacidad para absorber la energía mecánica.
  • Apilable. El poliestireno ofrece buena resistencia a la compresión y optimiza costes de almacenamiento y transporte.
  • Aislamiento. Material perfecto para proteger equipos electrónicos y productos alimenticios.
  • Sinterización. Método de fabricación que permite que el packaging se moldee adaptado a cualquier forma.
  • Higiene. Debido a la estructura de células cerradas del EPS, los gérmenes no encuentran sustrato nutritivo donde prosperar.
  • Reciclable 100%. Después de su uso, el EPS puede servir como insumo en la fabricación de otros productos, o reutilizarse en forma de bloques.

Packaging a medida con EPS y respeto ambiental

No siempre es cierta la ecuación: artificial=no ecológico, y existen productos sintéticos respetuosos con el entorno, como el EPS.

El poliestireno expandido se fabrica con gas pentano y puede incinerarse con seguridad en una planta de tratamiento de residuos. El material no contiene gases de efecto invernadero (CFC, HCFC, etc.), ni afecta a las aguas subterráneas su fabricación.

El packaging a medida se moldea mediante sinterización. El proceso, resumido, consiste en compactar a alta presión virutas de EPS. Con la sinterización, el packaging se fabrica directamente con su forma definitiva, con rapidez y gasto energético optimizado. El sistema aprovecha todo el material y tampoco genera residuos.

Descubre los formatos y materiales de packaging a medida que ofrece Fontanet para tu empresa.

Comentarios no están disponibles