El futuro del embalaje sostenible: packaging 4.0

fleje metálico
¿Para qué sirve el fleje metálico? |Embalajes Fontanet
02/03/2020
empresas de embalaje ecommerce
Las empresas de embalaje ante el nuevo mercado
02/04/2020
Mostrar todo

El futuro del embalaje sostenible: packaging 4.0

Embalaje

La sostenibilidad del packaging pasa por su adaptación a la Industria 4.0.Esta cifra alude a la 4ª Revolución Industrial, que tiene lugar en la actualidad, de la mano de tecnologías, como el internet de las cosas. Esta 4ª Revolución Industrial concierne por igual a empresas de cualquier tamaño: autónomos, pymes o multinacionales.

La industria 4.0 queda ligada a la sostenibilidad y a la inteligencia artificial. La Comisión Europea determina que, para 2030, los envases plásticos en la UE serán reciclables, y se restringirán los plásticos de un sólo uso y los microplásticos.

El calado de la nueva legislación obliga a la industria del embalaje a reinventarse y, mediante las herramientas que proporciona la industria 4.0, nace el packaging 4.0.

¿Qué es la industria 4.0?

La industria 4.0 se caracteriza por el uso de sistemas físico-cibernéticos que unen el mundo real y el mundo virtual: los equipos, la maquinaria y los centros de trabajo se comunican entre sí, y el proceso de producción gana eficiencia.

La Tercera Revolución industrial, en las décadas finales del siglo XX, se basa en la tecnología de la información y la electrónica, como potenciadoras del trabajo individual. Con la Industria 4.0, se relacionan todos los procesos de la cadena productiva, incluida la intralogística de las empresas. La innovación tiene lugar en los procesos, además de en los productos.

La 4ª Revolución Industrial es científico-tecnológica, lo que permite a todas las empresas explotarla. Las nuevas tecnologías (internet de las cosas, realidad virtual / aumentada, fabricación aditiva y big data) aportan avances que abarcan todos los sectores, desde los servicios, hasta la fabricación.

Packaging  sostenible para la industria 4.0

El packaging sostenible es uno de los sectores que necesita recurrir a las tecnologías de la empresa 4.0. El horizonte 2030 de la Comisión Europea implica que todos los envases serán reciclables para ese año. Grandes empresas, como Nestlé, ya plantean su estratega para lograr esa meta en 2025.

Entre los valores que exigen los usuarios del packaging del siglo XXI, la sostenibilidad destaca respecto a los demás. La sostenibilidad no implica encarecimiento del embalaje. La tendencia del mercado indica que la integración de sistemas es el camino principal para mantener la competitividad.

Las empresas de embalaje necesitan herramientas que facilitan en tiempo real la información necesaria para mejorar los flujos de producción, identificar los focos de ineficiencia y reducir los costos. La optimización de procesos facilita la compatibilidad del packaging sostenible y el eCommerce, base del negocio de tantas pymes.

En la actualidad destaca el auge de negocios de comida para llevar, y necesitan alternativas de packaging a los platos y envases desechables. Existe una variedad de soluciones, como envases reutilizables e incluso comestibles. En cuanto a materiales del packaging 4.0, destacan alternativas sostenibles al plástico, como el packaging alimentario elaborado con bambú o caña de azúcar.

Otra tecnología, no exenta de controversia, la constituyen los bioplásticos. Se trata de materiales de origen orgánico, como aceite de soja, patata o maíz.

También se consideran sostenibles los materiales de packaging más tradicionales, como el metal o el vidrio, cuando sirven para un segundo uso que prolonga su utilidad. El packaging reutilizable bien diseñado, que aporte utilidad al usuario y resulte estético, impulsa a querer conservarlo.

Comentarios no están disponibles